Musas y hadas

Salí con una ligera esperanza, y al final nada cumplió las expectativas. Esas cosas pasan, lo sabe hasta un niñato. Pero, aun así, ¿que garantías puede tener un corredor de apuestas? ¿Qué cabe esperar de un alma libre si no es que se marche cuando sople el viento? Las aseguradoras a veces (aunque pocas) no ganan dinero. Me encanta el frescor de la lluvia, pero pregúntale a una roca qué opina al respecto. Que moldea, que descubre la parte más fuerte de su ser, su esencia, eliminando las débiles impurezas de la superficie. O no, al fin y al cabo, ¿cómo demonios te va a responder una piedra? Si arañas demasiado un corazón acabará dejando escapar la vida que guarda.

Continuar leyendo “Musas y hadas”

Perspectiva

En aquella casa hacía calor, la pista del circo estaba llena y nadie había escatimado en maquillaje. La felicidad sale barata, si la sabes encontrar, aunque hay quien es capaz de pagar mucho dinero. También hay quien la busca de noche, cuando sólo los búhos saben por qué aúllan los lobos.

La calle, sin embargo, comenzaba a llenarse de cuerpos. Se movían, no estaban del todo muertos, no estaban realmente podridos, pero tenían el cerebro adormecido, y lo vomitaban en las esquinas. Una linda pareja intentaba resistirse a la corriente. Ella era bonita, también él parecia un buen tipo, de esos que en las películas nunca hacen daño, o si lo hacen es en la segunda parte. Argumentaban contra una cara demacrada sobre algo que tal vez tenía su sentido… más victimas del movimiento. El pato a la naranja se lo comen algunos pero siempre lo pagan los mismos.

Continuar leyendo “Perspectiva”

Ella de nuevo

Como de costumbre, me sentía ajeno a toda la escena. Hubo un día en que ella ya no era ella, sin embargo era cualquier otra ella del repertorio, que lloraba con sus perfectas lágrimas de rompo-platos-cuando-nadie-me-mira, mientras él solo sabía esbozar una estúpida mueca de estúpido borrego estúpidamente degollado. La abrazaba, y ella lloraba. Maldecía, hablaba de competir en no sé qué olimpiada, y de viajes en tren a emociones exóticas y lejanas.

Continuar leyendo “Ella de nuevo”