Rachel

Ella odiaba los domingos por la tarde, y también los partidos de fútbol. Odiaba los días nublados y que el viento molestara a los rayos del Sol. Nunca le gustaron los Rolling Stones y mucho menos la ópera. Realmente la música nunca le dijo nada.

Detestaba las canciones melancólicas, y los árboles altos sin cabaña ni escalera. Odiaba las praderas y los columpios vacíos en las ramas; pero sobre todo le entristecía ver las rocas desnudas de los arroyos secos.

Continuar leyendo “Rachel”